PÉRDIDA DE LA CONDICIÓN DE SOCIO

Artículo 44.

La condición de socio se perderá por alguna de las causas siguientes: 

1)      Por fallecimiento, o disolución de las personas jurídicas (si las hubiera)

2)      Por renuncia voluntaria, comunicada por escrito a la Junta Directiva.

3)      Por incumplimiento de las obligaciones económicas, si dejara de satisfacer cuotas equivalente a un semestre.

4)      Por sanción, acordada por la Junta Directiva, motivada por incumplimiento grave, reiterado y deliberado de los deberes emanados de los presentes Estatutos, del Reglamento de Régimen Interior o de los acuerdos válidamente adoptados por la Asamblea General o la Junta Directiva.

5)      Por Baja temporal: Consiste en una dimisión con reserva de derecho a nueva admisión. 

Artículo 45.

En caso de incurrir un socio en cualquiera de los supuestos regulados en el artículo 41, la Presidencia podrá ordenar a la Secretaría la práctica de determinadas diligencias previas, al objeto de obtener la oportuna información, a la vista de la cual, la Presidencia podrá mandar archivar las actuaciones o incoar expediente sancionador. 

            Si se incoara expediente sancionador por cualquiera de los supuestos regulados en el artículo 41, el Secretario, previa comprobación de los hechos, remitirá a la persona interesada un escrito en el que se pondrán de manifiesto los cargos que se le imputan, a los que podrá contestar alegando en su defensa lo que estime oportuno en el plazo de 15 días, transcurridos los cuales, en todo caso, se incluirá este asunto en el Orden del día de la primera sesión de la Junta Directiva, la cual acordará lo que proceda, sin el voto del Secretario, que ha actuado como instructor del expediente, con el “quórum” de los 2/3 de los componentes de la misma. 

            El acuerdo de separación será notificado a la persona interesada, comunicándole que, contra el mismo, podrá presentar recurso en la primera Asamblea General Extraordinaria que se celebre, que, de no convocarse en tres meses, deberá serlo a tales efectos exclusivamente. Mientras tanto, la Junta Directiva podrá acordar que la persona inculpada sea suspendida en sus derechos como socio y, si formara parte de la Junta Directiva, deberá decretar la suspensión en el ejercicio del cargo. 

            En el supuesto de que el expediente de separación sea recurrido a la Asamblea General, el Secretario redactará un resumen de aquél, a fin de que la Junta Directiva pueda dar cuenta a la Asamblea General del escrito presentado por la persona inculpada, e informar debidamente de los hechos para que la Asamblea pueda adoptar el correspondiente acuerdo. 

            El acuerdo de separación, que será siempre motivado, deberá ser comunicado al interesado, pudiendo éste recurrir a los Tribunales en ejercicio del derecho que le corresponde, cuando estimare que aquél es contrario a la Ley o a los Estatutos. 

            Al comunicar a un socio su separación de la Sociedad, ya sea con carácter voluntario o como consecuencia de sanción, se le requerirá para que cumpla con las obligaciones que tenga pendientes para con aquélla, en su caso. 

CAPITULO V 

PATRIMONIO SOCIAL Y RÉGIMEN PRESUPUESTARIO 

Artículo 46.

La Sociedad, en el momento de su constitución, carece de Fondo Social.

Artículo 47.

Los recursos económicos previstos para el desarrollo de los fines y actividades de la Sociedad serán los siguientes:

A-    Las cuotas de socios, periódicas o extraordinarias, que establezca la Asamblea General.

B-    Las subvenciones, legados o herencias que pudiera recibir de forma legal por parte de los asociados o de terceras personas.

C-    Los ingresos que obtenga la Sociedad mediante las actividades lícitas que se acuerden realizar, siempre dentro de los fines estatutarios.

D-    Cualquier otro recurso lícito. 

            Los beneficios obtenidos por la Sociedad, derivados del ejercicio de actividades económicas, incluidas las prestaciones de servicios, deberán destinarse, exclusivamente, al cumplimiento de sus fines, sin que quepa en ningún caso su reparto entre los asociados ni entre sus cónyuges o personas que convivan con aquellos con análoga relación de afectividad, ni entre sus parientes, ni su cesión gratuita a personas físicas o jurídicas con interés lucrativo. 

Artículo 48.

La Sociedad, en casos excepcionales, y por acuerdo de su Junta Directiva, podrá recurrir a aportaciones extraordinarias de los socios. 

Artículo 49.

El ejercicio asociativo y económico será anual y su cierre tendrá lugar el 31 de diciembre de cada año 

CAPITULO VI 

DISOLUCIÓN 

Artículo 50.

La Sociedad se disolverá: 

1.      Por voluntad de los socios, expresada en Asamblea General Extraordinaria convocada al efecto, de acuerdo con el artículo 30, apartado E, de los presentes Estatutos.

2.      Por sentencia judicial.

3.      La absorción o fusión con otras asociaciones.

4.      La imposibilidad de cumplimiento de los fines sociales 

Artículo 51.

En caso de disolverse la Sociedad, la Asamblea General Extraordinaria que acuerde la disolución nombrará una Comisión Liquidadora, compuesta por un mínimo de tres miembros de la Junta Directiva, la cual se hará cargo de los fondos que existan. 

Artículo 52.

Una vez satisfechas las obligaciones sociales frente a los socios y frente a terceros, la Comisión Liquidadora establecerá el destino del patrimonio sobrante, si lo hubiese.

Corresponde a la Comisión Liquidadora:

A-    Velar por la integridad del patrimonio de la Sociedad.

B-    Concluir las operaciones pendientes y efectuar las nuevas que sean precisas para la liquidación.

C-    Cobrar los créditos de la Sociedad.

D-    Liquidar el patrimonio y pagar a los acreedores.

E-     Aplicar los bienes sobrantes de la Sociedad a los fines previstos por los Estatutos.

F-     Solicitar la cancelación de los asientos en el Registro.

Artículo 53.-

El haber resultante, una vez efectuada la liquidación, se donará a la/s entidad/es benéfica/s o asociación/es no lucrativa/s que se hayan determinado en la Asamblea General extraordinaria en la que se acordó la disolución. 

DISPOSICIONES ADICIONALES 

PRIMERA.

La Junta Directiva será el órgano competente para interpretar los preceptos contenidos en estos Estatutos y cubrir sus posibles lagunas, sometiéndose a la normativa legal vigente en materia de Asociaciones, y dando cuenta, para su aprobación, a la primera Asamblea General que se celebre. 

SEGUNDA.

La Asamblea General habrá de aprobar un Reglamento de Régimen Interior, como desarrollo y complemento de los presentes Estatutos, que no alterará en ningún caso, las prescripciones contenidas en los mismos. 

TERCERA.

Los presentes Estatutos regirán legalmente desde que se haya procedido a su inscripción en el Registro General de Asociaciones 

CUARTA.

En todo cuanto no esté previsto en los presentes Estatutos se aplicará la vigente Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación, y las disposiciones complementarias. 

En Málaga, a 05 de Abril de 2017